Las crónicas del fin de semana

Share

Como cada fin de semana, nuestros equipos de Fútbol 8 y de la Academia de Fútbol Sala disputaron sus encuentros de competición oficial. Estos son algunos de los encuentros más destacados.

El cadete tuvo que remontar para ganar con justicia al Valencia FS (2-1). Fue un partido muy intenso contra un rival muy duro cuya calidad no refleja su actual clasificación en la tabla. Empezamos perdiendo 0-1, pero una vez más los cadetes del Valencia CF demostraron que con sacrificio e intensidad es muy difícil que los superen. Así fue. Presionando durante toda la segunda parte lograron darle la vueltaz al marcador y en el minuto 16 de segundo tiempo ya lo habían conseguido. Defendimos muy bien el portero-jugador y logramos una victoria que nos mantiene en lo alto de la clasificación.

El senior ganó pero perdió a Álvaro por lesión en Carcaixent. (3-6). Seguimos sumando otra victoria, en este caso en Carcaixent ante el Futsacar El Barrilet. Un partido que dominamos de principio a fin. Sin embargo, la alegría no puede ser completa pues sufrimos la la lesion de Álvaro que se rompió el cruzado. Esperamos que se recupere lo antes posible y pronto vuelva a jugar con nosotros. Ánimo Álvaro.

El Alevín  perdió pero dio la cara en Morvedre (4-5) Partido marcado por la igualdad en todas las fases del partido, pero el mayor acierto local cara a portería definió el choque. Buena actitud y buen partido el jugado por nuestros chicos, sin premio después de unos minutos en los que nos vimos superados, cuando volvimos a dominar el partido nos faltó definición en la portería rival. Seguimos trabajando porque por este camino llegaron los buenos resultados.

El Alevín B sufrió. Partido complicado que jugamos contra El Armelar en la mañana de sábado. Nuestros chavales volvían a jugar contra un equipo físicamente muy superior, como viene siendo de normal esta temporada. A pesar de ello, los nuestros no bajaron los brazos en ningún momento, cosa que sí había ocurrido en partidos atrás, por lo que nos fuimos con la cabeza bien alta del partido. Dos goles de Óscar, pichichi del equipo, maquillaron el resultado final.

El Infantil mereció mejor suerte ante el Piccassent, pero la fuerza física decidió el choque. Se jugaron dos partidos diferentes en la jornada 18 de la liga Infantil. En la primera parte fuimos un equipo muy compacto que le plantó cara al líder, con muchas opciones de haberse puesto por delante en el marcador. La mala fortuna hizo que nos fuéramos 0-2 abajo en el marcador al descanso. La segunda parte fue otra historia completamente distinta, el rival cogió ventaja en el marcador y bajamos los brazos contra un equipo físicamente superior. Tácticamente partido equilibrado.

El Benjamín tampoco pudo ganar al CEU. Partido contra el segundo clasificado en el que pusimos mucha intensidad y ganas. A pesar de la diferencia física y de edad, empezamos dominando, con jugadas colectivas, en una de estas jugadas Pedro abría el marcador, antes del descanso conseguían empatar y nosotros no pudimos convertir las ocasiones que creamos. La segunda parte no se reflejó en el resultado, fallos individuales nos condenaron con 4 goles en contras y varios palos que terminaban con derrota. A pesar de ello, gran partido del equipo.

Por lo que a Fútbol 8 se refiere, el prebenjamín de Juan Catafau ganó. Partido muy bien jugado, con mucho juego de equipo y triunfo merecido y dedicado a José Manuel que estaba en cama con fiebre. A destacar y agradecer los refuerzos de Carlos Sierra y González Lizondo que reforzaron al equipo con las bajas. Todos los niños rindieron a un gran nivel aunque, como en el caso de Nuria, cambiaran de posición. Nuestra portera saltó como jugadora en la segunda mitad y logró dos de los goles del equipo. Amunt. Vamos por el camino correcto.

El Benjamín, por su parte, venció 5-4 al Sporting Benimaclet. A nivel ofensivo el equipo combinó más que en partidos anteriores, lo que hizo que tuviéramos numerosas ocasiones de gol, a nivel defensivo no estuvimos acertados, ya que nos faltó intensidad. También en este partido algunos niños jugaron en posiciones poco habituales para ellos, algo que es importante para su formación. Este partido debe de servirnos como lección de que en el fútbol cualquier equipo te puede ganar si no jugamos concentrados e intensos. Amunt!!!!

 

 

 

Share